martes, 19 de junio de 2012

El artista literario



El Artista. Es artista todo aquel que siente y expresa la belleza en cualquiera de sus manifestaciones. El artista descubre lo bello con más perspicacia y penetración que el resto de los mortales, lo siente con mayor entusiasmo y conmoción, y no se limita a ser receptor de la belleza sino que, cambiando en su imaginación las bellas formas que han contemplado, concibe otras nuevas y sabe reproducirlas de una manera sensible. Artista, pues, es el autor de obras bellas, y toma los nombres de pintor, escultor, músico, etc., según la clase de actividad artística que cultiva.

Aquí nos referimos al artista literario, que recibe también el apelativo de poeta, dramaturgo, novelista, etc., tomando en cuenta el género a que se consagra. El artista literario, que no es otra cosa que el escritor en su acepción más elevada, es el que domina el arte de la palabra escrita y se sirve de ella para componer obras de valor estético. Lo cual es algo más que lo que, de ordinario, solemos llamar escritor: la persona que sabe utilizar correctamente el lenguaje escrito con fines más prácticos.

Facultades del artista literario. Si no diferentes de las que adornan al común de los mortales, el artista literario ha de poseer algunas cualidades en un grado mayor que los demás.

Debe contar con gran inteligencia estética, que le suministre claras nociones de lo bello, que lo lleve a distinguir lo esencial de lo accidental en la manifestación de la belleza, que lo conduzca a seleccionar los medios más aptos en la composición, que lo oriente a encerrar en símbolos y figuras, bellas ideas, etc., operaciones todas que presuponen actos intelectuales.

Debe gozar de fina sensibilidad estética, que abra su alma a los sentimientos de admiración ante el espectáculo de la belleza, que le permita impresionarse fácilmente ante lo bello y comunicar a los demás sus impresiones. Si quiere acertar en el verdadero acento al reproducir los afectos y emociones humanos, es menester que los haya sentido antes o que, al menos, sea capaz de sentirlos.
Debe tener, y en grado eminente, imaginación y fantasía, las facultades estéticas por excelencia. Por medio de la primera combina las imágenes adquiridas y crea otras nuevas; con la segunda reproduce las imágenes de los objetos, dándoles formas sensibles.

Debe poseer excelente memoria. Ni la imaginación ni la fantasía pueden edificar sin elementos de composición, para ello necesitan de la facultad de la memoria, a fin de retener cuantos datos, conocimientos, hechos y elementos de juicio haya adquirido por la observación, la lectura y el estudio.

¿Qué es lo que necesita el artista literario?


Cualidades del artista:
  • Buen gusto
  • Vocación
  • Habilidad técnica
  • Inspiración
Grados de facultades del artista
  • Talento
  • Ingenio

Francisco, M. O. (1984). Teoría y técnica de la literatura. México: Editorial Porrúa, S. A.
                               pp. 15-17

2 comentarios:

  1. Genial blog. gracias por compartir los articulos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FIMO es un gusto para mi saber que los artículos les son de utilidad, muchas gracias por tu comentario...saludos!!!

      Eliminar